Dominio Basconcillos nació en el año 2000 de la pasión por el mundo del vino de José Maria Basconcillos, entusiasmo que ha sabido trasladar a sus hijas Mª José y Carmen. Elaborar y ofrecer uno de los vinos referencia de la Ribera del Duero ha sido desde el comienzo el objetivo de esta Familia.

Trabajan cada día con sencillez y con la mirada puesta en sus clientes para ser la opción elegida por los consumidores más exigentes. Sus viñedos se encuentran en el punto más alto de la Ribera del Duero, a 1.000 metros de altitud, en una ladera soleada con la exposición perfecta. Estas excelentes condiciones geográficas les permiten cuidar de los viñedos sin agentes externos de otra naturaleza que no sea la propia de su entorno.