Can Bas es un paraje donde la viña viene cultivándose desde hace más de dos mil años; un núcleo habitado desde tiempos remotos; una casa solariega edificada sobre una antigua masía; una unidad de producción agrícola dedicada ininterrumpidamente a la viticultura.

Can Bas es una bodega en la cual, hoy por hoy, únicamente elaboran vinos procedentes de las viñas de su finca, sin menoscabar que esta casa ha sido una cella vinaria desde sus orígenes.

Can Bas es una propiedad, una tierra, un compendio de historia, un nexo de cultura, la suma de ilusiones, esfuerzos, conocimiento, experiencia y trabajo. Es un referente en el marco geográfico del Penedès así como un punto de interés turístico y enoturístico.

Can Bas es un lugar y es una idea; quizás también una pasión. Es una manera de hacer vino, un paisaje y una gente.