Los padres de los actuales dueños, Juan Luis y María del Carmen, después de su estancia de 30 años en Suiza, decidieron hacerse cargo de los viñedos heredados del abuelo Emilio Prada (Melillas). En el año 2002, dan el gran paso para adquirir una antigua Bodega del siglo XIX con un gran valor histórico, situada en el barrio de A Coroa en A Rúa de Valdeorras. En pocos años restauraron la bodega, respetando el entorno, a través de la selección de los materiales en su reconstrucción.

La bodega cuenta, no sólo con equipos de vinificación modernos, sino también con una antigua cueva, aunando lo tradicional con lo moderno.

Elaboran vinos de calidad en sus pagos, con la convicción de que la calidad se obtiene en los viñedos. Nace así Adega Melillas.